Perfiles de Ex-Alumnos

Testimonios de Ex-Alumnos

"Procedente del barrio la Roca, ubicado en la localidad cuarta de San Cristóbal, crecí pensando que el futuro no era un sueño sino una obligación. Nunca soñé con poder asistir a la universidad ya que por mi mente sólo pesaba la dura realidad de poder terminar el bachillerato para conseguir un empleo y poder así darle a mi mamá una vida mejor. Sin embargo, en el 2003 mi vida dio un giro completo. Ese año obtuve una beca completa de estudios para el programa de Bachillerato Internacional en el Colegio de la Cruz Roja Noruega a través de la Asociación Colombiana para Colegios del Mundo Unido. El proceso fue muy duro, ya que aplicaron más de 300 personas ese año para tres becas completas y para seis becas parciales. Del proceso de selección recuerdo mucho el campamento de convivencia (una salida de dos días donde participaban cuarenta candidatos pre-seleccionados del todo el país) ya allí vine a darme cuenta que el mundo era más grande y complejo de lo que las calles de mi barrio me habían enseñado. ¡Quién iba a pensar que de una gran lista de muy buenos candidatos, todos ellos provenientes de los mejores colegios del país, yo iba embarcarme en el viaje más fascinante de mi vida!

Así fue como en agosto de 2003, tomé el avión rumbo a Flekke-Fjord, Noruega. Al llegar me di cuenta que si bien había alcanzado el logro más importante de mi vida, este era apenas el comienzo de una larga y dura tarea por demostrarme a mí mismo, a mi familia y demostrarle al comité de selección de becarios de los Colegios del Mundo Unido que yo podía triunfar. Mis dos años en Noruega me ayudaron a descubrir mi vocación: una constante búsqueda filosófica de maneras para contribuir desde lo práctico al mejoramiento de la condición humana de aquellos que no habían sido privilegiados con la oportunidad que yo tenía. Sentía en mí, el deseo no sólo de mejorar la vida de mi familia y la de mis amigos del barrio, sino también la de la gente de mi comunidad, de mi país. Ahora me encuentro trabajando en el Concejo de Bogotá como asesor de política pública para el Concejal Miguel Uribe. Esta es sin duda la oportunidad que siempre soñé de cambiar la realidad de muchos niños, niñas y jóvenes que no tienen oportunidades."

Hans Cabra (Noruega 2003-2005)

 

"Mi historia con los Colegios del Mundo Unido empieza en el 2005 gracias a una beca patrocinada por Schlumberger a través de su programa filantrópico de Seed. En los 2 años que viví en Nuevo México – Estados Unidos, conocí muchas personas extraordinarias que me motivaron e inspiraron a ser una persona que podía ser parte de la solución a muchos de los problemas globales que viven todos los países. Cada día de mi experiencia en UWC fue una oportunidad para intercambiar conocimientos, experiencias, sentimientos y sueños que algún día llegarían a formar parte de la persona que ahora soy.

Luego en el 2007, obtuve el patrocinio de Shelby Davis para continuar estudiando con una beca completa en la Universidad de la Florida. Allí me gradué como ingeniero químico y luego decidí retornar a mi querida Colombia. En la actualidad trabajo como ingeniero de proyecto en un ambicioso sueño emprendedor para abrir el mercado Colombiano e incorporar una nueva tecnología de filtración magnética en procesos de transporte de hidrocarburos y equipos rotativos.

Luis Eduardo Bonilla Rivera (USA 2005-2007)

 

Corría el año 2002 y en la sala principal de un hermoso castillo del norte de Italia, se reunía el famoso Trio di Trieste, para escoger a cinco jóvenes músicos de todo el mundo que se dedicarían a estudiar música de cámara junto al bachillerato internacional en este lugar de ensueño llamado Duino. Entre los muchos cassettes de VHS (que en esa época todavía se usaban) que habían llegado a aquel castillo, se encontraba uno proveniente de Colombia con mi nombre bien escrito. Al inicio, el video de mi audición no pudo ser visto porque en el viaje en transatlántico se había dañado, fue en ese momento cuando Enrico Bronzi; el que se convertiría en mi maestro y padre musical, tomo un cuchillo de la cocina, desarmo el cassette y lo arreglo. Trece años mas tarde me encuentro yo acá escribiendo esta historia de los dos años que cambiaron mi vida entera. He vivido en 3 paises en los últimos 13 años, he tocado con algunas de las mejores orquestas de Europa y he conocido personas que han enriquecido mi vida para siempre.
Soy Ivan Leon, violoncellista, gran apasionado por la cultura, amante de la naturaleza y de las obras sociales grandes y pequeñas que construyen tejido social. En 2012 cree una iniciativa que se llama Música sin Fronteras, desde que empezamos la iniciativa mas de 150 músicos de 19 paises han donado su música para hacer activismo social en 4 paises. Creer en el poder de la cultura como elemento transformador de la sociedad en la que vivo es una herencia que se la debo totalmente a los dos años mas hermosos de mi vida en UWC. El mundo entero se reunió en un pequeño lugar del mar mediterraneo para abrirme los ojos a una sociedad pluralista, igualitaria, justa y capaz de superar las diferencias mas grandes entre culturas.
Hace dos años estoy de vuelta en mi país, cada vez mas convencido del hecho que quienes fuimos a la escuela no somos necesariamente los mas inteligentes, sino los mas afortunados! No pude tener mas suerte en mi vida de haber sido seleccionado para recibir una educación tan privilegiada en un lugar tan hermoso con personas que se quedaran en mis corazones (por que seguramente tengo mas de uno) por el resto de mi vida. De esa experiencia me quedan mil historias que podrían ser relatadas en un libro como en los cuentos de Las mil y una Noches, pero mas que historias me queda un compromiso férreo para que muchos otros colombianos puedan acceder a una educación para la paz y para la justicia.

Ivan Leon (UWC Adriatic College 2002-2004)

(Eres un ex-alumno? Quieres compartir tu historia? This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it !)